Ingrese su palabra clave

Lactancia materna, ¿sobreviviré?

Lactancia materna, ¿sobreviviré?

Ay madre… la de veces que me hice yo esta pregunta.

En este post, no te vengo a hablar como experta (ni mucho menos) es un tema muy delicado y no soy ninguna profesional en este tema, hoy vengo a contarte lo que sentí y lo que me pasaba a mi por la cabeza en esos dos momentos, que todo sea dicho fueron diferentes.

Antes de empezar con mi historia, decirte que creo que cada madre al igual que cada hijo es un mundo y que son ellos los que deben decidir que alimentación tienen o quieren dar a sus hijos. Tan buena madre es aquella que da lactancia materna en exclusiva, como la que lo hace mixta y solo con biberón.

Llegué a ese momento muy nerviosa y creo que fue por la «presión» no bien gestionada, sobre la creencia que tenía autoimpuesta de que tenía que dar el pecho.

La lactancia con Alejandra

Tenía a Alejandra en brazos y ella se intentaba agarrar al pecho, pero no lo conseguía, yo no sabía la razón, pero durante las primeras hora no hubo manera. Tuve mucha suerte con la matrona y me lo primero que me dijo fue…no te agobies, vamos a probar otra cosa. Me recomendó unas «pezoneras» en serio jamás en mi vida había oído hablar de ello, pero le dije a mi madre, mami, ¿bajas a la farmacia y me compras esto que me ha dicho la matrona? (mi mami… que paciencia). Y mejoró la cosa, parecía que se agarraba, pero costaba mucho.

Por la noche en el hospital la pequeña no paraba de llorar y llamé unas cuantas veces a la enfermera (mamá primeriza 😜) me hizo un biberón, me puso un poco de la leche en el pezón y Alejandra se agarró. A partir de ahí la cosa fue mejorando, a ratos con la pezonera, a ratos sin ella, pero todo iba bien. Me dolía porque no siempre se agarraba bien, me salieron gritas que parecían cráteres, otra vez la pregunta ¿sobreviviré?, SI.

Con Alejandra me pasó que tenía muchísima leche y el sacaleches era uno de mis mejores amigos… llegué a tener casi un cajón en el congelador solo para la leche y cuando vi que esto era inmanejable… me informé de los Bancos de leche, no tenía ni idea de que existían hasta que el Sr. Google me abrió los ojos, hay muchos niños que necesitan leche materna en los hospitales y es una gran gran ayuda.

Los 6 meses que estuve dando el pecho a Alejandra, fueron geniales y no los cambio por nada aunque tuviera su gran montaña rusa. Esos momentos pegaditas sin preocuparnos del tiempo, oliendo a mi bebé… ohhh cada vez que recuerdo ese olor.

La lactancia con Daniel

Sabes lo que dicen de que no hay dos iguales? pues es totalmente cierto (por lo menos en mi caso). Daniel nació a las 42 semanas (estaba genial dentro y no quería salir), así que como fue provocado iba muy tranquila y con la lección aprendida de la vez anterior. ¡Hasta me llevé las pezoneras para no tener que mandar a nadie a por ellas!

Daniel nació, me lo pusieron en la tripa y vi no se muy bien cómo, que trepaba por mi cuerpo hasta llegar al pecho y se agarró, no necesitó más, a la primera, sin dolor… no me lo podía creer.

Y así seguimos durante 8 largos meses, en los que no paraba de pedir teta (glotoncete que era) cada 2/3 horas de día y de noche. Otra vez la misma pregunta, ¿sobreviviré?, SI.

El único incidente es que nos pasó cuando se atragantó con la leche siendo muy pequeño, te lo contaba hace unas semanas aquí y pero nada más, todo mucho más relajado, más tranquilo.

En resumen…

¿Sobreviví? SI, lo hice y fue precioso.

Esos momentos junto a ellos, han sido de nuestros mejores momentos, aunque no fueran siempre momentos de color de rosa.

Con Daniel que estuve más tiempo que con Alejandra (el trabajo me lo impidió) me fueron muy, y te digo muy útiles los collares de lactancia, sobre todo a partir de los 6 meses, que ya agarraba todo, tiraba con fuerza. Le llamaban la atención… primero solo se agarraba, luego tiraba y ya más mayor… a la boca y a babear.

Espero que te haya gustado mi historia… y tú… ¿sobreviviste?

Nos vemos la próxima semana.

Tam

 

P.D: Si quieres que te cuente un poco más sobre los collares de lactancia, solamente tienes que escribirme y te responderé lo mejor que sepa.

Un comentario

  1. Avatar

    Que recuerdos…. Ese olor, esa conexión, para mi fue maravilloso.
    Gracias por compartir Tam.

    MAMEN
    Oct 9, 2019 Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *