Ingrese su palabra clave

Plástico mágico

Plástico mágico

Hoy te quiero presentar este material que lo mismo todavía no conoces.

Se llama plástico mágico o plástico encogible y tiene la cualidad de reducir su tamaño (entre la mitad y hasta siete veces su tamaño -depende del fabricante-) con el calor del horno.

Las láminas de plástico se venden de diferentes tipos:

  • Transparentes
  • Blancas
  • Con dibujos preestablecidos para que solo tengas que colorear (ahora mismo hay un modelo en el Tiger para que puedas ir practicando a muy buen precio).

De esta forma y gracias a su variedad en los formatos, se pueden realizar diferentes trabajos de manualidades. Algunos de estos plásticos permiten su impresión en una impresora casera, por lo que no hace falta que sepamos dibujar muy bien para poder obtener buenos resultados.

Si queremos realizar nosotros mismos los diseños deberíamos utilizar un rotulador permanente y luego poderlo colorear sin ningún problema. Para colorear las láminas se pueden usar rotuladores, lapiceros de colores o incluso ceras (la terminación no queda perfecta, pero es otra opción).

Este proyecto es muy sencillo para poderlo realizar con niños (siempre supervisados por un adulto), les encantará ver cómo sus piezas encogen en el horno.

Como habréis podido ver las fotos, yo he realizado diferentes elementos con el plástico mágico:

  • Un llavero
  • Unas horquillas para el pelo
  • Dos pulseras
    • Sencilla
    • Con punto sencillo de macramé.

Cómo se realiza el paso a paso.

  1. Elige el tipo de plástico que quieres para tu proyecto (yo he usado esta vez unos con dibujos ya definidos).
  2. Selecciona los motivos que quieres decorar.
  3. Colorea los dibujos. Yo he usado los rotuladores Chameleon (me encanta trabajar con ellos). Para usar lápices de colores en algunas marcas te piden que lijes antes un poco la superficie.
  4. Recorta los motivos con tijeras o cúter (ojo: algunos plásticos que vienen ya dibujados son muy gruesos y cuesta mucho cortarlos).
    1. Si estas pensando preparar una pieza para un llavero, un collar o pulsera, ten en cuenta que debes realizar el agujero antes de cocer la pieza y que el agujero debe ser lo suficientemente grande para que cuando se encoja el plástico, lo puedas seguir utilizando.
  5. Precalienta el horno siguiendo las instrucciones que te de el fabricante de plástico (ya que pueden variar según la marca y el grosor). Suelen ir desde los 150º hasta los 220º más o menos.
  6. Pon un papel de horno sobre la bandeja (las piezas no deben estar en contacto con el metal) y coloca las piezas dejando suficiente espacio entre ellas para no se toquen al encogerse.
  7. Las piezas con el calor se empezarán a encoger. La pieza está cocida adecuadamente cuando el plástico vuelve a su forma plana.
    1. Si en algún caso la pieza se queda un poco levantada, nada más sacarla del horno, colóquela un peso encima.
    2. Ten cuidado al sacar las piezas del horno.
  8. Utiliza las piezas una vez enfriadas para realizar tu proyecto.

_____

Espero que te haya gustado este nuevo DIY con plástico mágico. Como te he dicho otras veces, me encantaría que si realizas este proyecto, me lo enseñaras. Para que te pueda ver, lo único que tienes que hacer es usar en Instagram el #pequeñausadiy #susurrosdeunamusa. También puedes etiquetarme @pequenamusa.

Si te has perdido alguna entrada, puedes volverlas a ver aquí.

Te veo muy pronto.

Un fuerte abrazo.

Tam

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *